EFICIENCIA ENERGÉTICA: ¿QUÉ ES? ¿Y POR QUÉ ES PARTE FUNDAMENTAL DEL FUTURO?

Un futuro sostenible pasa por conseguir cada día una mayor eficiencia energética. Explicamos qué es, cómo se mide y cómo lo integramos en nuestra vida diaria.

¿Qué es la eficiencia energética?

La eficiencia energética es la optimización del consumo energético, que nos permite alcanzar el mismo nivel de confort y calidad de vida mediante la implementación de mecanismos para ahorrar energía y evitar pérdidas en todo el proceso.

En definitiva, la eficiencia energética busca el equilibrio entre el consumo energético y el uso de los servicios básicos que necesitamos cada día. Los avances tecnológicos en la producción de energía, el transporte de energía y los equipos que nos ayudan a ahorrar son fundamentales para lograr esta eficiencia energética.

Para que te hagas una idea más clara: la lavadora consume una cierta cantidad de energía para que puedas lavar tu ropa. Al trabajar para mejorar la eficiencia energética, habrá lavadoras que podrán brindarle el mismo servicio, la misma o mayor calidad y a menor costo.

Todas las partes interesadas involucradas en la mejora de la eficiencia.

Si bien la eficiencia energética parece ser un tema nuevo, cada vez más actores han participado en la promoción, entre ellos agencias gubernamentales, empresas productoras de energía y especialmente consumidores.

Por último, estamos hablando de un concepto tan importante para nuestro futuro que todo aporte es necesario para alcanzar los objetivos de eficiencia energética y desarrollo sostenible.

  • Gobierno: Tanto a nivel nacional como en la Unión Europea, se están tomando acciones para lograr una mayor eficiencia energética. El objetivo es reducir el consumo de energía y la contaminación que provoca.

Además, la implementación de alternativas más eficientes, como la producción local de energía limpia, puede reducir la dependencia de los mercados externos y hacer que los precios futuros de la energía sean más estables.

  • Empresas de producción de energía: cada vez más empresas de producción de energía están adoptando principios de eficiencia energética. Una apuesta decidida por el uso de energías renovables permite producir energía reduciendo su impacto en el medio ambiente e incluso consiguiendo un sistema de producción cero emisiones.
  • Consumidores: Son parte fundamental del enorme motor que generan las medidas de eficiencia energética. Su compromiso cada vez mayor con el cuidado del medio ambiente es una fuerza extremadamente importante que impulsa estas medidas con mayor rapidez.

Controlar los gastos, la promesa de electrodomésticos de alta eficiencia y el número cada vez mayor de usuarios que apuestan por las facturas de eco-electricidad son imprescindibles que aceleran el camino hacia un futuro más sostenible.

¿Cómo medir la eficiencia energética?

Los principales estándares para medir la eficiencia energética son ISO 50001 e IPMVP (International Performance Measurement and Verification). Estos son los estándares y protocolos para medir las acciones de eficiencia energética y la optimización del uso de energía en el proceso productivo.

A nivel doméstico, en nuestros hogares, es mucho más fácil medir la eficiencia energética en base a dos estándares:

  1. Consumo reducido: compare la energía consumida entre dos periodos de tiempo.
  1. Apostar por la energía verde: Aunque mantengamos el mismo nivel de consumo, la energía procedente de fuentes sostenibles tiene un impacto significativo en la eficiencia energética.

En la certificación energética encontramos el verdadero aliado de la eficiencia

La conciencia global, las responsabilidades de los fabricantes y productores y la asistencia de la dirección están creando herramientas de colaboración para mejorar la eficiencia energética en todas partes.

Con el fin de certificar la eficiencia energética de electrodomésticos, viviendas o edificios, surgió la certificación energética. Las etiquetas sencillas nos facilitan apostar por productos y servicios más eficientes energéticamente.

  • Verde oscuro significa que se trata de productos muy eficientes.
  • Por el contrario, el rojo significa que estamos ante una eficiencia energética muy baja.

Además, cada color va acompañado de una letra (de la A a la G), que divide la eficiencia en siete categorías, donde A es la eficiencia más alta.

Eficiencia energética de los edificios

La eficiencia energética de los edificios tiene en cuenta el consumo de energía (kWh por metro cuadrado) y las emisiones de dióxido de carbono (kg por metro cuadrado). Si un edificio alcanza el nivel más alto (A), significa que consume hasta un 90% menos de energía que cualquier edificio en el nivel más bajo (G).

Los edificios clasificados como A hoy tienen características basadas en estándares de casas pasivas y poco contaminantes. Durante su construcción se consideraron factores como la ubicación y los materiales para aprovechar al máximo la energía natural.

Eficiencia energética en electrodomésticos

En el caso de los electrodomésticos, la eficiencia energética tiene en cuenta el consumo energético anual (kWh) basado en el uso medio estimado. Cuando corresponda, también se aplicarán el consumo medio de agua y los niveles de ruido.

Nuevamente, la clasificación se divide en siete categorías, con colores del verde al rojo y letras de la A a la G. Con las nuevas regulaciones, los electrodomésticos más eficientes están en la categoría B, y se abandona la letra A, lo que deja espacio para que se produzcan nuevos avances. Las antiguas categorías A +, A ++ o A +++ se eliminaron porque causaron cierta confusión entre los consumidores.

El compromiso con la eficiencia energética incluye una revisión de la etiqueta cuando al menos el 30% de los electrodomésticos nuevos alcancen la Clase A.

Y los coches… ¿También tienen certificado energético?

Aunque estamos más acostumbrados a entender la clasificación de la DGT en términos de contaminación (cero emisiones, ECO, B y C), en términos de eficiencia energética, los automóviles también tienen clasificaciones, similares a los electrodomésticos (de la A a la G).

En este caso, la clasificación de eficiencia energética del automóvil se establece de la siguiente manera.

R: Su consumo es al menos un 25% inferior a la media.

B: Su consumo es entre un 15% y un 25% inferior a la media.

C: El consumo es del 5% al ​​15% más bajo que la media.

D: El consumo es de un 5% más alto a un 5% más bajo que el promedio.

E: El consumo es entre un 5% y un 15% superior al promedio.

F: 15% a 25% más alto que el promedio.

G: 25% más alto que el promedio.

Aunque este tipo de etiqueta aún no es universal, puedes encontrar el certificado de eficiencia energética de tu vehículo en la web del Ministerio de Transformación Ecológica. Por supuesto, necesita conocer algunos datos técnicos de su vehículo.

¿Cómo mejorar la eficiencia energética en el trabajo diario?

Lo primero que hay que recordar es que cualquier cambio, por pequeño que parezca, permanece igual a lo largo del tiempo es una gran mejora. Podemos tomar muchas acciones para mejorar nuestra eficiencia energética poco a poco.

Dependiendo de tus posibilidades, podrás aportar tu arena a un modelo más sostenible. Es más fácil de lo que piensa lograr un balance de consumo más eficiente sin reducir la calidad de vida.

  • Use luz natural y reemplace las bombillas por LED: con esta simple medida, puede lograr valores de eficiencia energética de más del 80% y ahorrar sus facturas.
  • Reforma: Si planeas reformar tu vivienda, ahora es un buen momento para utilizar y elegir materiales y ventanas con mejor aislamiento. Con esto, lograremos enormes ahorros en calefacción y aire acondicionado.
  • Electrodomésticos: apostar por electrodomésticos que sean lo más eficientes posible siempre requiere un mayor esfuerzo inicial, pero a la larga, se puede transformar en ahorro y en mejorar enormemente la eficiencia energética de nuestros hogares.
  • Caldera: si tiene un calentador de agua separado, intente ajustar la temperatura del agua de acuerdo con la estación del año. En los meses más calurosos, la temperatura se podrá poner más baja, logrando así los mismos resultados y obteniendo muchos beneficios en términos de eficiencia energética.
  • En comunidades de vecinos: Apostar por luces LED y sistemas de detección de presencia mejora enormemente la eficiencia de los sistemas de iluminación de áreas públicas. Una práctica cada vez más común en edificios y garajes comunitarios.
  • Tarifas: Cada vez hay más alternativas que te permiten consumir el 100% de energía sostenible a una tarifa eléctrica uniforme, y estas tarifas eléctricas están completamente personalizadas a tus necesidades.

Los avances, grandes y pequeños, nos están ayudando a reducir el impacto medioambiental del consumo de energía. En gran medida, gracias a ti, con cada gesto que tengamos cada uno, todo es posible.

Share:

More Posts

Send Us A Message

¡Descubre tu tarifa!

Consigue un 10-20% de ahorro en tus facturas.

¿En qué servicio estás interesado?
Detalles del Servicio
¿Cómo te contestamos?
Abrir Chat
1
Asesoria Personalizada
¡Hola!